Arca de Noé y la Mona.

Durante el diluvio, Noé le  dijo a todos los animales que les cortaría el miembro, para que éstos no se pudieran reproducir. Después de que el diluvio terminó Noé comenzó a sacar de la bolsa los miembros:

Saco el miembro del León, y éste gritó ése me pertenece Noé.

Sacó el miembro del Perro, y el perro gritó ése miembro es mío.

Sacó el miembro del Burro, y la mona le dice al mono. Dile a Noé que ése te pertenece.